VISITA

Hola don X, usted por acá?

De tanto en tanto visito a los amigos...hace rato que no escribe Narrador...

...es que todo me parece tan trillado que no siento deseos de arar sobre lo arado, así que en la dulce espera por si algo de lo sembrado tiene brotes verdes, jajajaja.

Lamento decirle que no funciona de esa manera 😊 si algo surge será espontáneo, no producto de una germinación, déjele al tiempo lo que es del tiempo.

Así se alejó don X, de la misma manera misteriosa en que suele aparecer, el Narrador reflexiona sobre lo dicho. La constelación de Orión brilla en todo su esplendor.

VIAJERO DEL TIEMPO

Abuelo, ¿nos cuentas un cuento?

A ver, a ver...no será un cuento sino un relato, una historia verdadera. Me tocó ser testigo porque el hecho que les voy a narrar tuvieron como protagonistas a familiares de un amigo íntimo.

¿De qué se trata abu?

Un niño de esa familia enferma gravemente de leucemia, por ese entonces era poco el conocimiento científico sobre el tema y los padres, que tenían medios económicos, viajaron por gran parte del mundo buscando posibles soluciones médicas.

¿Y qué pasó?

Solo encontraron paliativos para hacer más llevadera la enfermedad, pero el niño en el proceso fue desarrollando una extraordinaria sabiduría, consolaba a sus padres amorosamente y les daba recomendaciones sobre la necesidad de desprenderse del apego. Los padres escuchaban con dolor y asombro como su hijo se transformaba en un pequeño maestro.
Murió con solo ocho años y en su despedida les dijo: el amor no tiene causa y la muerte no puede con él.



ESTAR SOLO




Estar solo, lo cual no es una filosofía de la soledad, implica hallarse en un estado de revolución interna contra 
toda la estructura social; no sólo la de esta sociedad, sino la de la sociedad comunista, la fascista, toda forma de 
sociedad como brutalidad y poder organizados. Y eso significa una percepción extraordinaria de los efectos del poder. Señor, ¿ha reparado usted en aquellos soldados ensayando? Ya no son más seres humanos, son máquinas, son nuestros hijos de pie allá bajo el sol. Esto está ocurriendo aquí en Estados Unidos, en Rusia, en todas partes, no sólo en el nivel gubernamental, sino también en el monástico, el que pertenece a los monasterios, a las órdenes, a los 
grupos que emplean un poder asombroso. Sólo la mente que no pertenece a nada puede estar creativamente sola. Y 
esa soledad no es algo que pueda cultivarse. ¿Ve usted esto? Cuando lo ve en su totalidad, está fuera de ello, y ningún gobernador o presidente lo invitará a cenar. A causa de esa soledad creativa hay humildad. Esta soledad conoce el amor; el poder no lo conoce. El hombre ambicioso, ya sea el hombre religioso o el común, jamás sabrá qué es el amor. En consecuencia, si uno ve todo esto, posee la cualidad del vivir total y, por ende, la de la acción total. 
Esto llega por obra del conocimiento propio.
J. Krishnamurti. El Libro de la Vida - Meditaciones Diarias

CHARLA ENTRE AMIGOS

Hola don X, hoy me gustaría charlar con usted sobre el condicionamiento del cerebro y si es posible salirse de esa matrix.

¿Qué entiende usted Narrador por matrix?

Oh, parece ser el condicionamiento del cerebro a través de su proceso evolutivo, sus registros temporales en los circuitos de conexión neuronales, la insistencia en vivir extrovertidamente en base a conceptos e ideas, para resumir, una prisión en el reinado del tiempo.

Vea Narrador, la pregunta de si se puede salir de la matrix surge en presencia del descontento, cuando el ego obligado por las leyes de causa y efecto, se ve obligado a salir de su zona de confort...¿haría esa pregunta cuando está satisfecho con su estatus, sea el que sea?...¿y no se convierte la búsqueda de seguridad y confort en la principal razón de su vida?

Admito que por lo general es así, ese es el movimiento que nos aprisiona en la matrix, ¿es posible salirse de ese rumbo equivocado?

¿Es el pensamiento quien preside la matrix? Averigüemos cómo funciona el pensamiento, él tiene su lugar en las cosas temporales, tengo que saber regresar a mi casa, aprender un idioma, etc. Pero en lo psicológico es un estorbo, un bloqueo que impide la espontaneidad ante lo atemporal...y el pensamiento es un proceso en el tiempo, Mire, usted no puede pensar en lo que no conoce y el amor que es nuevo de instante en instante es el factor de liberación de la matrix y jamás puede ser alcanzado por el pensamiento...

El Narrador se estableció en el silencio...

¿QUÉ HARÉ?

¿Quiere comentarme algo don X?

"Estoy solo, sabe lo que eso significa, ¿no?, estoy solo, ¿qué pasaría si resolviera esa soledad? ¿Dependería de usted psicológicamente, y toda la secuencia de toda esa dependencia?" Así que mi pregunta es: ¿Es posible que la mente entienda esta soledad, no verbalmente sino que realmente se ocupe de esta soledad, vaya más allá y descubra entonces qué es la relación?, ¿entiende? 

Entonces es posible para la mente humana, la cual se siente tan vacía y por lo tanto depende , tan solitaria y por lo tanto pide ser amada, ¿puede esa soledad alguna vez ser llenada ?, lo hacemos, lo hacemos realmente, con vuestra imagen trato de llenarla, con la imagen de las figuras religiosas, con la política, con cada tipo de actividad para tratar de encubrir, o huir de ella. Ahora no voy a huir de ella porque es estúpido. Ahora tengo esta soledad; no puedo alejarme de ella, ¿Qué voy a hacer?".

Perdone mi atrevimiento señor X, el Narrador le diría: "No haga nada. sea esa soledad que todo lo incluye y se diluye la soledad del aislamiento, entonces conoce la plenitud indivisa"

EL VACÍO EXISTENCIAL

Hoy el Narrador cambió de café, pasó del bar Kafka al Vacío Existencial. Como contradiciendo su nombre, el Vacío estaba lleno de parroquianos 😉
Encontramos una mesa en el sector de los que habían perdido la fe, pero al no tener nosotros cara de apesadumbrados, nos miraron con desconfianza. Se acercó un curioso y preguntó...¿Nuevo por acá? No, hemos estado hace tres años, ¿siguen los mismos dueños?...Sí, pero se los ve poco, como ustedes sabrán llegaron a un arreglo con el bar Kafka, ocupan el mismo espacio y los que se"tildan" vienen a parar acá. Y era de ese modo, por allí vimos a un hipocondríaco perseguido por enfermedades inexistentes, otro que al mirar por el ventanal empañado veía que la muerte lo llamaba, más allá un político que había perdido la recientes elecciones y en una mesa distante la enamorada triste y decepcionada por la eterna espera. Todas miradas ausentes ensimismadas en su propio infierno personal.

AMOR

¡Cuán pocos entre nosotros somos generosos, magnánimos, compasivos! Sois generosos cuando os conviene, compasivos cuando esperáis algún provecho. Cuando esas cosas desaparezcan, cuando no ocupen vuestra mente, y cuando las cosas de la mente no llenen vuestro corazón, entonces habrá amor; y sólo el amor puede transformar la actual locura e insania del mundo, no los sistemas, ni las teorías de izquierda o de derecha. Sólo amáis realmente cuando no poseéis, cuando no sois envidiosos, codiciosos, cuando sois respetuosos, cuando tenéis misericordia y compasión, cuando tenéis consideración por vuestra esposa, vuestros hijos, vuestro vecino, vuestros infortunados servidores
Acerca del amor no se puede pensar; el amor no puede ser cultivado ni practicado. La práctica del amor, la práctica de la fraternidad, sigue estando en el ámbito de la mente, y por lo tanto no es amor. Cuando todo eso ha cesado, entonces surge el amor, entonces conoceréis qué es amar. Por consiguiente el amor no es cuantitativo sino cualitativo. No decís “amo al mundo entero”; pero cuando sabéis amar a uno, sabéis amar a todos. Es porque no sabemos amar a uno, que nuestro amor a la humanidad es ficticio. Cuando amáis, no hay uno ni muchos: hay sólo amor. Sólo cuando hay amor pueden resolverse todos nuestros problemas; y entonces conoceremos su felicidad y su bienaventuranza. j. krishnamurti.







LA PROFECÍA NO CUMPLIDA

Caminábamos por la cercanía del parque hace 16 años cuando nos sorprende una pequeña explosión...y una lluvia de semillas con alas transparentes cual mariposas, surcan el aire impulsadas por una suave brisa. Era un hermoso jacarandá con su posible reproducción arrojada al viento de lo desconocido. Recogimos del suelo algunos medallones de bordes ondulados para examinarlos más tarde...algunas de las innumerables semillas fueron plantadas en el solar y dos de ellas germinaron. Pasaron un par de años y el narrador recibe la visita de un biólogo conocido, que por entonces daba clases en una escuela de inspiración krishnamurtiana, lamento decirte que este arbolito no va a prosperar en cada invierno las heladas lo detendrá hasta que finalmente morirá, profetizó Y así fue con respecto a las heladas pero no con respecto a la muerte, después de 16 años floreció con exuberantes florcitas azul violeta y hoy descubrimos un hermoso medallón caoba de bordes ondulados con promesa de futuro bosquecillo de jacarandáes. Había que perseverar.

J. Krishnamurti - Brockwood Park 1976 - Séptimo diálogo con el Dr. Bohm ...

En este diálogo se profundiza la aproximación al dolor de la humanidad que es mucho más que el dolor personal. Hay mucha confusión al respecto porque una amplía mayoría de nosotros lo confunde con "su" dolor...Ojalá este video haga un aporte para clarificarnos al respecto y comprender la sacralidad de la vida.

LA VERDAD ES LA VIDA



"El hecho es que la verdad es vida, y que la vida no tiene permanencia. La vida ha de ser descubierta momento a momento, día a día. Tiene que ser descubierta. No se puede dar por supuesta. Si uno da por supuesto que conoce la vida, entonces no está viviendo. Tres comidas al día, ropa, techo, sexo, trabajo, distracciones y sus procesos mentales... esos procedimientos monótonos y repetitivos no son la vida.
La vida es algo que hay que descubrir. Y no podremos descubrirla si antes no hemos soltado, abandonado, lo que hayamos podido acumular. Comprueben lo que estoy diciendo.
Abandonen sus filosofías, sus religiones, sus costumbres, sus tabúes raciales, etcétera, porque todo eso no es la vida. Si uno ha caído preso en esas cosas nunca podrá descubrir la verdad.
El hombre que dice que sabe ya está muerto; pero el hombre que piensa que no sabe, el hombre que descubre, que averigua, que no busca un fin, que ya no piensa únicamente en alcanzar el éxito y en llegar a ser alguien, ese hombre está vivo, y ese vivir es la verdad." Jiddu Krishnamurti

MASA CRÍTICA

Masa crítica es en Sociología una cantidad mínima de personas necesarias para que un fenómeno concreto tenga lugar. Así el fenómeno adquiere una dinámica propia que le permite sostenerse y crecer, hay un paralelismo con el mismo concepto en Física.

¿A qué viene todo esto, Narrador?

A que estoy investigando cual es la razón por la cual la sociedad humana no cambia y sigue con sus viejos paradigmas, usted, y algún otro más puede haberlo hecho, don X, pero pareciese que la conciencia de la humanidad no se ve afectada por ello.

Vea Narrador, soy parte de la humanidad, soy la humanidad, si en verdad hay claridad algo nuevo tiene que suceder...tal vez parezca imperceptible ahora...pero una acción silenciosa está en marcha.

Bueno, puede ser como usted dice y quizá peque de impaciente, pero la humanidad en general se está destruyendo y no parece percibir la urgencia de un cambio. La investigación que llevo a cabo trata de establecer cuántas personas tienen que cambiar simultáneamente para modificar el rumbo equivocado.

¿Y ha progresado en eso?

Son aproximaciones, mire tomando al planeta Tierra como una unidad de estudio, se registraba en diciembre del año 2016 una población mundial de aproximadamente de 7.400 millones de habitantes y seguimos creciendo en forma exponencial junto con nuestras locuras y neurosis, a este paso destruiremos el planeta. Tomando como referencias lo cálculos estadísticos bien fundamentados en estudios confirmados en la práctica con un error posible de un tres %, para que haya un cambio sostenido en la conciencia se necesita una masa crítica que responde a la siguiente fórmula: raíz cuadrada del 1% de la población mundial. Y esa no parece ser nuestra realidad actual. Al contrario, la masa crítica nos está jugando en contra, ayer se juntaron 3oo.ooo personas en un concierto de rock y hubo excesos de alcohol y drogas hubo muertos y un descontrol descomunal. No juzgo, simplemente reflejo los hechos.

El cambio para ser efectivo, debe de estar en su sangre, no depender de ningún factor externo... está sucediendo un cambio silencioso que no puede ser medido por las estadísticas...para eso trabaja este hombre...y muchos más.









AUSENCIA

Hola Narrador, lo noto ausente, ¿ya no escribe?

He escrito un par de relatos pero los he borrado no parecían provenir de un estado de inspiración.

Sí, a veces es mejor callar y dejar que las cosas sucedan por sí mismas.

Estuve meditando sobre la naturaleza de la soledad del aislamiento y sobre otra clase de soledad inclusiva que he dado en llamarle "solitud".
A la primera se la reconoce porque viene acompañada de un estado de separación donde el yo ocupa el centro de la escena y escapa de la realidad cuando le es adversa o quiere obtener beneficios para sí si siente que la situación es propicia, siempre, en todos los casos, opera una entidad que se siente separada del mundo.

¿Pero esa entidad es real o es una fabricación del pensamiento? ¿De qué está constituido ese yo?

Bueno, por lo que he podido observar es una identificación con la historia pasada de la persona operando en el presente...

...pero hay dos cosas como el pensador y su pensamiento o el pensamiento crea al pensador?

Al comienzo de la vida de un niño no parece existir ninguna separatividad pero a medida que crece se identifica con su cuerpo y registra "sus" experiencias como memoria eso parece ser necesario para su supervivencia.

De acuerdo, cierta clase de memoria factual es necesaria, pero en lo psicológico es totalmente improcedente.

¿Por qué?

Porque se establece una rutina y los sentimientos entonces obedecen a ese patrón de conducta, no hay lugar para nada nuevo, solo anexar más y más experiencias.
Morir para lo que uno ha sido no significa volverse amnésico, significa que su pasado no tiene el poder de condicionar su presente...cada instante de vida es único e irrepetible.

Gracias don X, sin que éste se lo pidiera usted ha descrito el estado de "solitud"

CONVERSACIONES

Vea don X, en su monólogo de ayer usted le dice a los que claman por un mundo más justo..."Escuchen, por favor, escuchen"...¿qué es lo que tienen que escuchar?

Mire Narrador, suponga por un instante que un ser humano ha muerto para la contradicción y regresa...trae consigo una infinita compasión por sus hermanos sufrientes...les dice que hay una manera completamente distinta de vivir y que ello es posible para cualquiera. Lo veo escéptico. ¿Recuerda el mito de la caverna de Platón? ¿Sí? Pues bien, sigue todo igual solo que el mito se ha trasvestido en tecnológico, usted que tiene formación científica sabrá comprenderme, las paredes de la caverna donde se proyectaban las sombras ahora es reemplazado por pantallas de computadoras, celulares, televisores, etc, etc. La hipnosis es la misma.

¿Pero qué sugiere usted, que abandonemos todos los adelantos tecnológicos? Parece absurdo.

No, no sugiero eso, esos adelantos tienen que ocupar el lugar que les corresponden dentro de la materialidad sin invadir otros campos donde son impropios. Podemos discutir eso si me tiene paciencia😊

Ya, exponga, veré de interrumpir lo menos posible...jajajaajaja.

Bueno, lo voy a buscar a su terreno científico y damos un paseo juntos.
En ciencia, materia es un término general que se aplica a todo lo que ocupa espacio y posee los atributos de gravedad e inercia. En la física clásica, la materia y la energía se consideraban dos conceptos diferentes que estaban detrás de todos los fenómenos físicos. Los físicos modernos, sin embargo, han demostrado que es posible transformar la materia en energía y viceversa, con lo que han acabado con la diferenciación clásica entre ambos conceptos.
Sin embargo, al tratar numerosos fenómenos como el movimiento, el comportamiento de líquidos y gases,o el calor a los científicos les resulta más sencillo y práctico seguir considerando la materia y la energía como entes distintos.
Ciertas partículas se combinan para formar átomos, que a su vez se combinan para formar moléculas individuales y su distribución y colocación proporcionan a las distintas formas de materia sus cualidades, como masa, dureza, viscosidad, color, sabor, o conductividad eléctrica o calorífico entre otras. Estas relaciones tienen leyes que las fundamentan y funcionan tanto si las personas son o no conscientes de ellas, se verifican mediante los sentidos e instrumentos de medición apropiados...¿vamos bien?....

...vamos muy bien, prosiga por favor....

En física cuántica, donde se considera el comportamiento de subpartículas atómicas, el espacio vacío es inconmensurable y en ese contexto se diluye la materialidad y debe hablarse de "probabilidad" de presencia de dichas subpartículas ya que no pueden medirse simultáneamente su posición espacial y su velocidad. La observación modifica el hecho observado.
Cuando en ciencia se habla de fisiología del cerebro y sus funciones electroquímicas se lo hace descriptivamente a nivel molecular de la energía donde puede haber alguna clase de registro medible (la tomografía computada por ejemplo). Subyacente al nivel molecular de la energía hay otros campos más sutiles y si se prosigue en profundidad con esta observación se verá que uno es el espacio... la extraordinaria vacuidad del silencio...el cosmos es nuestro hogar y nuestro cuerpo...
¿Por qué reducir esta extraordinaria plenitud de la vida a la insignificancia de un "yo" limitado?

HUEVO CÓSMICO

NADIE

Nadie guía la mano que se desliza por el teclado y pulsa aquí...allá, y sin embargo aparece la narración para atestiguar los hechos. Es que una pasión sin causa desborda y busca expresión. Tal es el clamor de los sin paz, de los sufrientes, de los desamparados; un clamor inútil porque de la Nada misma surge una voz en el desierto que dice: ¡Escuchen, por favor, escuchen! Pero nadie lo hace, o tal vez muy, pero muy pocos, son aquellos en los que la rabia se trocó en silencio y en ese silencio que sigue a la devastación vuelve la luz a ofrecer sentido después del eclipse.



13 Krishnamurti Bohm El fin del conocimiento 'psicológico'

VEDANTA

¿Qué es para usted Vedanta, que significado le atribuye?

¡Oh, es el fin del conocimiento psicológico, su terminación! Es un tema muy delicado y que requiere un escuchar sin filtros de ninguna especie, ¿estaríamos dispuestos a escuchar de ese modo?

Pues investiguemos a fondo...y el desarrollo de esta conversación se ve reflejada en este video...http://you.tube/nbVbQJwoqCw

Acerca de meditar

Ayer un amigo se despidió por un tiempo de internet. Dejó un texto que dijo apreciar mucho. Lo leímos pausadamente viendo en cada palabra su sentido. Parece impecable, pero...siempre aparece el famoso pero....
Comparto el texto con ustedes y al final ponemos nuestro pero....

Acerca de meditar - Palabras de Dilgo Khyentse Rinpoche

La práctica cotidiana del dzogchen consiste en cultivar simplemente una plena aceptación carente de preocupación y una apertura sin límite ante todas las circunstancias. Debemos comprender que la apertura es el campo de juego de las emociones y relacionarnos con nuestro prójimo sin artificialidad, manipulación ni estrategias.

Tenemos que experimentarlo todo completamente, sin tratar de escondernos dentro de nosotros mismos como la marmota que se oculta en su madriguera. Esta práctica libera una energía tremenda que, por lo general, se ve constreñida porque intentamos mantener puntos de referencia fijos. Los puntos de referencia son el proceso que utilizamos para alejarnos de la experiencia directa de la vida cotidiana.

Al principio, el intento de permanecer presentes en el momento puede provocar cierto temor. Pero, si damos la bienvenida a la sensación de temor con plena apertura, atravesaremos ese obstáculo creado por nuestras pautas emocionales habituales.

Cuando llevamos a cabo la práctica de descubrimiento del espacio, debemos experimentar un sentimiento de plena apertura hacia todo el universo. Tenemos que abrirnos con absoluta simplicidad y desnudez mental. Ésta es la poderosa aunque ordinaria práctica de dejar caer nuestra máscara de autoprotección.

En la meditación, no tenemos que establecer división alguna entre la percepción y el campo de percepción. No debemos parecernos al gato que acecha a un ratón. Debemos comprender que el objetivo de la meditación no es sumergirnos “profundamente” en nuestro interior ni retirarnos del mundo. La práctica es libre, carente de conceptos, sin introspección ni concentración.

El vasto espacio sin origen de la luminosa sabiduría espontánea es la base del ser y el principio y el final de la confusión. La presencia de la sabiduría en el estado primordial carece de predilección por la iluminación o la no-iluminación. La base del ser —también conocida como la mente pura original— es la fuente de la que emergen todos los fenómenos. También recibe el nombre de la Gran Madre, ya que es la matriz potencial donde todas las cosas aparecen y se disuelven en su perfección natural y espontaneidad absoluta.

Todos los fenómenos son completamente claros y lúcidos. El universo es apertura sin obstrucción. Todas las cosas están interpenetradas.

Para ver todas las cosas en su desnudez, con claridad y sin oscurecimientos, no hay nada que alcanzar o realizar. La naturaleza de los fenómenos aparece naturalmente y se halla espontáneamente presente en la conciencia que trasciende el tiempo. Todo es naturalmente perfecto tal como es. Todos los fenómenos emergen, de manera única, como parte de una pauta en continua transformación. Esa pauta vibra plena de sentido y significado a cada instante, pero no podemos apegarnos a su significado más allá del momento en que se presenta.

Ésta es la danza de los cinco elementos donde la materia es un símbolo de la energía, la energía un símbolo de la vacuidad y nosotros mismos un símbolo de nuestra propia iluminación. Sin necesidad de esfuerzo ni de práctica en absoluto, la liberación o la iluminación está ya con nosotros.

La práctica del dzogchen es la misma vida cotidiana. Puesto que no existe un estado inferior, no hay necesidad alguna de comportarse de un modo especial o ni de alcanzar nada por encima o más allá de lo que ya somos realmente. No debemos cultivar ningún sentimiento de esfuerzo por lograr alguna “meta extraordinaria” o un estado “superior”.

Esforzarse por alcanzar ese estado es una neurosis que sólo nos condiciona más y obstruye el libre flujo de la mente. También debemos evitar pensar en nosotros mismos como personas carentes de valor, puesto que nuestra verdadera naturaleza es naturalmente libre y no condicionada. Estamos intrínsecamente iluminados y, en consecuencia, no carecemos de nada.

Cuando abordamos la práctica de la meditación, tenemos que hacerlo de manera tan natural como comer, respirar o defecar. No tenemos que convertirla en un acontecimiento especial o formal, lleno de seriedad y solemnidad. Debemos comprender que la meditación está más allá del esfuerzo, la práctica, los objetivos, las metas y la dualidad entre liberación y no-liberación. Nuestra meditación siempre es perfecta. No hay necesidad alguna de corregir nada. Puesto que todo lo que surge es el juego de mente, no existe la meditación incorrecta, ni necesidad alguna de juzgar los pensamientos como buenos o malos respectivamente.

Por lo tanto, debemos sentarnos simplemente, permaneciendo sencillamente en nuestro propio lugar y en nuestra propia condición tal cual es, sin pensar que estamos “meditando”. Nuestra práctica debe carecer de esfuerzo, de tensión, de cualquier intento de control o manipulación para intentar que sea más “apacible”.

Si descubrimos que estamos alterándonos del modo antes descrito, sencillamente dejamos de meditar y descansamos y nos relajamos un rato. Luego, reanudamos nuestra meditación. Si tenemos “experiencias interesantes” durante la meditación o después de ella, debemos evitar convertirlas en algo especial. Perder el tiempo pensando en esa clase de experiencias es una mera distracción y un modo infalible de perder la naturalidad. Esas experiencias sólo son signos de la práctica y deben ser consideradas como eventos pasajeros. No debemos intentar repetirlas porque eso sólo sirve para distorsionar la espontaneidad natural de la mente.

Todos los fenómenos son atemporales y completamente nuevos o frescos, absolutamente únicos y completamente libres de los conceptos de pasado, presente y futuro.

El continuo flujo de nuevos descubrimientos, revelaciones e inspiraciones que emerge a cada momento es la manifestación de nuestra propia claridad. Debemos aprender a ver nuestra vida cotidiana como un mandala o como el ornamento luminoso de las experiencias que irradian espontáneamente de la naturaleza vacía de nuestro ser. Los elementos que forman nuestro mandala son los objetos cotidianos de nuestra experiencia moviéndose en la danza o el juego del universo. Gracias a ese simbolismo, el maestro interior revela el significado profundo y último del ser. Por lo tanto, debemos ser naturales y espontáneos, aceptándolo todo y aprendiendo de todo. Eso nos permitirá percibir el lado irónico y divertido de muchos acontecimientos que, por lo general, nos irritan.

La meditación nos permite ver a través de la ilusión del pasado, el presente y el futuro, con lo que nuestra experiencia deviene la continuidad del ahora. El pasado sólo es un recuerdo poco fiable sostenido en el presente. El futuro sólo es la proyección de nuestras concepciones presentes. El presente mismo se desvanece tan pronto como tratamos de asirlo. Entonces, ¿por qué molestarnos en tratar de dar consistencia a la ilusión?

Tenemos que liberarnos de nuestros recuerdos y de todos los prejuicios acerca de qué es la meditación. Cada instante de meditación es completamente único y pleno de potencialidad. En ese momento, no podemos juzgar nuestra meditación en términos de experiencia pasada ni de secas teorías o retóricas vacías.

La mera inmersión en la meditación en el momento presente, con todo nuestro ser, libres de dudas, aburrimiento y excitación, es la iluminación."

Pero...y esto corre por cuenta del Narrador... hay una intención subyacente de presentar a la meditación como práctica, pese a que en el texto se dice lo contrario. Sutilezas dirán algunos, deficiencias en encontrar las palabras justas, dirán otros. Veré de pegar un video corto como aporte a este tema.





Krishnamurti - ¿Qué es meditación?

LA LUCHA

En el último post usted habló de una especie de no-lucha, de no-esfuerzo, que bastaba con ver el conflicto y su naturaleza y que en el mismo acto de ver se establece un orden que no es mecánico....

Así es, le mostraré el caso de un escritor que llegó en forma intelectual a un diagnóstico correcto del origen psicológico de su sufrimiento. Desde niño percibió que algo no andaba bien ni en él ni en el mundo e inició una búsqueda desesperada de la verdad y cuando tomó cuenta que el propio ego era el causante de su agonía, emprendió una feroz lucha sin cuartel que dejó reflejada en un poema: La guerra santa.


La guerra santa

Voy a escribir un poema sobre la guerra. Tal vez no sea un verdadero poema, pero será sobre una verdadera guerra.
No será un verdadero poema, porque si el verdadero poeta estuviese aquí, y el ruido se expandiese entre la multitud a la que pensaba hablar, se haría un gran silencio; primero se inflaría un silencio pesado, un gran silencio de mil truenos.
Visible, veríamos al poeta; vidente, él nos vería; y palidecerían nuestras pobres sombras, lo odiaríamos por ser tan real, nosotros los débiles, los enojados, nosotros los toda-cosa.
Estaría aquí, agotado por los mil truenos de la multitud de enemigos que contiene -porque los contiene y los satisface cuando quiere- incandescente de dolor y de sagrada cólera pero tan tranquilo como un pirotécnico, y abriría en el gran silencio una pequeña canilla, la muy pequeña canilla del molino de palabras, y de allí saldría un poema, un poema tal que nos haría poner verdes.
Lo que voy a hacer no será un verdadero poema poético de poeta, porque si la palabra “guerra” fuese pronunciada en un verdadero poema, la guerra, la verdadera guerra de la que hablaría el poeta, la guerra sin piedad, la guerra sin compromiso, se encendería definitivamente en nuestros corazones.
Porque en un verdadero poema las palabras tienen sus cosas.
Tampoco será un discurso filosófico. Porque para ser filosofo, para amar a la verdad mas que a uno mismo, hay que estar muerto para el error, hay que haber matado a las traidoras complacencias del sueño y de la ilusión cómoda. Y eso es el fin y la finalidad de la guerra, y la guerra apenas ha comenzado, y todavía hay que desenmascarar a los traidores.
Y tampoco será obra de ciencia. Porque para ser científica, para ver y amar a las cosas tal cual son, hay que ser uno mismo, y amar es verse tal cual uno es. Hay que haber roto los espejos mentirosos, hay que haber matado con una mirada despiadada a los fantasmas insinuantes. Y ese es el fin y la finalidad de la guerra, y la guerra apenas ha comenzado, y todavía hay que arrancar algunas máscaras.
Y no será un canto entusiasta. Porque el entusiasmo es estable cuando el dios se ha levantado, cuando los enemigos ya no son sino fuerzas sin formas, cuando el alboroto de la guerra tañe a todo trapo, y la guerra apenas ha comenzado, y nosotros todavía no arrojamos al fuego nuestro juego de cama.
Tampoco será una invocación mágica, porque el mago dice a su dios: “Haz lo que me gusta”, y se niega a hacer la guerra a su peor enemigo, si el enemigo le gusta; y sin embargo no será un ruego de creyente, porque el creyente dice a su dios: “Haz lo que quieras”, y para eso tuvo que poner hierro y fuego en las entrañas de su más querido enemigo, y eso es el hecho de la guerra, y la guerra apenas ha comenzado.
Será un poco todo eso, un poco de esperanza y un poco de esfuerzo hacia todo eso, y también será un llamado a las armas. Un llamado que el juego de los ecos podrá devolverme, y que tal vez otros escuchen.
Ahora pueden adivinar de qué guerra quiero hablar.
No hablaré de las otras guerras -de aquellas que sufrimos-. Si hablara de ellas, sería literatura común, un sustituto, un a-falta-de, una excusa, así como me ocurrió emplear la palabra “terrible” cuando aún no tenía la carne de gallina.
Así como usé la palabra “reventar de hambre” cuando aún no había llegado a robar en los escaparates.
Así como hablé de locura antes de haber intentado mirar el infinito por el ojo de la cerradura; así como hable de muerte, antes de que mi lengua hubiese probado el gusto de la sal y de lo irreparable. Así como algunos que siempre se consideraron superiores al cerdo doméstico hablan de pureza. Así como quienes adoran y repintan sus cadenas hablan de libertad, y algunos que sólo aman a la sombra de si mismos hablan de amor, o de sacrificio quienes no serian capaces de cortarse el dedo más chiquito. O de conocimiento quienes se disfrazan ante sus propios ojos. Así como nuestra gran enfermedad es hablar para no ver nada.
Sería un sustituto impotente, como los viejos y los enfermos, que hablan con gusto de los golpes que dan o reciben los jóvenes elegantes.
¿Tengo derecho, entonces, a hablar de la otra guerra -de aquella que no se sufre solamente- cuando tal vez no esté irremediablemente encendida en mí, cuando todavía estoy en las escaramuzas? Si, tal vez no tenga derecho. Pero “tal vez no tenga derecho” también quiere decir “a veces el deber”, y sobre todo, la “necesidad”, porque nunca tendré demasiados aliados.
Intentaré, entonces, hablar de la guerra santa.
Puede estallar, ¡irreparablemente! Cada tanto, se enciende, pero nunca por mucho tiempo. Ante los primeros signos de victoria me admiro en el triunfo, me hago el generoso y pacto con el enemigo. Hay traidores en la casa, pero tienen cara de amigos, ¡sería tan desagradable desenmascararlos! Ocupan su lugar al lado del fuego, tienen sus sillones y sus pantuflas; vienen cuando estoy somnoliento, me dicen algo lindo, me cuentan una historia palpitante o divertida, me traen flores o golosinas, o algún hermoso sombrero de plumas. Hablan en primera persona, creo escuchar mi voz, creo emitir mi voz: “Yo soy... Yo sé... Yo quiero...”
Mentiras. Mentiras incorporadas a mi carne, abscesos que me gritan: “No nos revientes, ¡tenemos la misma sangre!”, pústulas que lloriquean: “¡Somos tu único bien, tu único ornamento, sigue nutriéndonos, no te cuesta tanto!”
Y son muchos, son encantadores y lamentables, son arrogantes y me hacen chantaje, se coaligan... Esos bárbaros no respetan nada (nada verdadero, quiere decir, porque frente a todo lo demás están arrugados de tanto respeto) Gracias a ellos tengo forma, ocupan mi lugar y tienen la llave del cajón de máscaras. Me dicen: “Nosotros te vestimos; ¿cómo harías sin nosotros para aparecer en el mundo? ¡Oh, es mejor andar desnudo como una larva!
Para combatir a esos ejércitos, sólo tengo una pequeña espada apenas perceptible que corta como una afeitadora -es verdad- y que es muy asesina. Pero es tan chica que la pierdo a cada rato, nunca se donde la guardo. Y cuando por fin la encuentro, me parece muy pesada y muy difícil de manejar.
Yo se decir apenas algunas palabras, que todavía son mas bien gemidos, en cambio ellos también saben escribir. En mi boca siempre hay uno que acecha mis palabras cuando quiero hablar. Las escucha, se las guarda, y habla en mi lugar, con las mismas palabras, pero con su inmundo acento. Y gracias a él se me considera y se me juzga inteligente. (Pero quienes saben no se equivocan: ¿puedo escuchar a los que saben?) Esos fantasmas me roban todo, y después se divierten compadeciéndome: “Nosotros te protegemos, te expresamos, te hacemos valer. ¡Quieres asesinarnos! Te destrozas a ti mismo cuando nos tratas mal, cuando golpeas con maldad nuestra sensible nariz, la nuestra, la de tus buenos amigos.”
Y viene a debilitarme la sucia piedad, con sus tibiezas. Contra ustedes, fantasmas, toda la luz. Bastará que encienda la lámpara para que callen, que abra un ojo para que desaparezcan. Porque están esculpidos de vacío, envejecidos por la nada. Contra ustedes, la guerra hasta el final. Ninguna piedad, ninguna tolerancia. Un sólo derecho: el derecho de ya no ser.
Pero ahora el canto es otro. Se sienten protegidos. Se hacen los conciliadores. “Si, tú eres el amo. ¿Pero qué es un amo sin servidores? Déjanos en nuestros modestos lugares que prometemos ayudarte. Imagina, por ejemplo, que quieras escribir un poema. ¿Qué harías sin nosotros?”
Si, rebeldes, un día volveré a ponerlos en sus lugares. Los doblegaré bajo mi yugo. Los alimentaré con heno y les pegaré todas las mañanas. Pero mientras succionen mi sangre, y roben mi palabra, ¡oh! mas vale no escribir mas poemas.
Esa es la maravillosa paz que me proponen. Que cierre los ojos para no ver el crimen. Que me mueva de la mañana a la noche para no ver a la muerte, siempre boquiabierta. Que me crea victorioso antes de haber luchado. ¡Paz mentirosa! Acomodarse en las propias cobardías, porque todo el mundo se acomoda. ¡Paz de vencidos! Un poco de mugre, un poco de embriaguez, un poco de blasfemia, bajo palabras espirituales. Una mascarada de virtud, un poco de pereza y entonación, e incluso tal vez mucha, si se es artista, un poco de todo eso, y alrededor muchas palabras hermosas. Esa es la paz que nos proponen. ¡Paz de vendidos! Y para salvaguardar esa paz vergonzosa, uno es capaz de hacer todo, también la guerra.
Porque existe una vieja y segura receta para conservar la paz: acusar siempre a los otros. ¡Paz de traición!
Ahora saben que quiero hablar de la guerra santa. Y aquel que se haya declarado esa guerra, está en paz con sus semejantes, y aunque esté en el campo de la más violenta de las batallas, en el fondo del fondo de sí mismo reina una paz mas activa que todas las guerras. Y cuanto mas reina la paz en el fondo del fondo, en el silencio y la soledad central, con mayor rabia se abate la guerra contra el tumulto de las mentiras y la gran ilusión.
Y en ese enorme silencio envuelto en gritos de guerra, escondido desde afuera por el huyente espejismo del tiempo, el eterno vencedor escucha las voces de otros silencios. Solo, después de haber roto la ilusión de no estar solo, solo, ya no está solo para estar solo. Estoy separado de él por los ejércitos de fantasmas que quiero aniquilar. ¡Que pueda yo un día instalarme en esa ciudadela! Y sobre las murallas, ¡que sea destrozado hasta el hueso, para que el tumulto no llegue a la cámara real!
¿Matare?”, pregunta Arjuna, el guerrero. “¿Pagaré el tributo a César?, pregunta otro. Mata, se le responde, si eres asesino. No tienes elección. Pero si tus manos se enrojecen con la sangre de los enemigos, no dejes que una sola gota salpique la cámara real, donde espera el vencedor inmóvil. Paga, se le responde, pero no dejes que César mire ni siquiera una vez el tesoro real.
Y yo, que en el mundo de Cesar no tengo otra arma que la palabra, y yo, que en el mundo de Cesar no tengo otra moneda que las palabras, ¿hablaré? Hablaré para llamarme a la guerra santa. Hablaré para denunciar a los traidores que he alimentado. Hablaré para que mis palabras avergüencen a mis acciones, hasta el día en que una paz acorazada de truenos reine en la cámara del eterno vencedor.
Y porqué he empleado la palabra guerra, y porqué esa palabra guerra hoy no es mas que un simple ruido que la gente instruida hace con sus bocas; porque ahora es una palabra seria y llena de sentido, se sabrá que hablo seriamente y que no son vanos ruidos que hago con mi boca.

Primavera 1940


René Daumal nació en Francia el año 1908 y murió de tuberculosis en 1944 el organismo no soportó semejante lucha...la lucha perpetuó la división entre René y sus fantasmas.

Nacimiento16 de marzo de 1908
Bandera de Francia BoulzicourtArdennesFrancia
Fallecimiento21 de mayo de 1944
(36 años)
París, Francia
Causa de muerteTuberculosis Ver y modificar los datos en Wikidata
NacionalidadFrancesa
Lengua maternaFrancés Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
OcupaciónEscritor, ensayista, traductor y poeta
Obras notablesEl monte análogo (1952)
FirmaSignature René Daumal.jpg

CONFESIÓN

Vea Narrador, me acerco a su mesa porque quisiera hablar con usted, si es que mi intromisión no le molesta...

Lo escucho, ¿de qué se trata?

Hemos compartido mesa en otras ocasiones, pero quería tener una charla en privado...

No se preocupe por eso, solo publico el blog en Facebook y Google +,   jajajajajaja y casi nadie lo lee. ;-)

Mire, quisiera discutir la soledad del aislamiento...después de muchos años de una carrera considerada exitosa en el mundo de los negocios donde la ambición y competencia son muy valorados, me encuentro en un desierto. El sistema ha decidido que mi esfuerzo no es suficiente y pide más y más. Estoy atrapado en ese laberinto.

¿y cuál es su pregunta, quiere un fórmula para salir de ese atolladero?

No, solo ver si conversando sin tapujos aparece algo de claridad.

No es mi intención ser cruel, pero tiene que admitir que mientras el sistema le ofrecía réditos convenientes para su ambición; muy buenos colegios privados para sus hijos, seguridad económica, y un alto nivel de confort, usted no ponía objeciones, ¿verdad?

Es verdad.

Y ahora que la situación comienza a cambiar y es posible que lo desplace alguien más joven y ambicioso, hace un balance....y cosecha soledad y aislamiento, ¿es así?

En parte es eso, pero...no lo sé expresar muy bien...en ese doloroso desierto siento como un llamado, como advirtiendo que otro tipo de vida es posible.

Es posible...el primer paso es el último...comprenda su desdicha, lo demás vendrá solo sin ninguna clase de esfuerzo.


NOMBRAR

Es cierto que el nombrar facilita la comunicación, es una obviedad, lo que no es tan obvio es que al rotular algo damos como sobrentendido que conocemos ese "algo" cuando en la mayoría de los casos se trata de una abstracción, una idea. La palabra "taza" no es la taza que tengo frente a mí...

¿A dónde quiere llegar Narrador?

Al hecho de que nos relacionamos entre imágenes, abstracciones.

¿Puede ampliar un poco más su punto de vista?

Claro, con los objetos no se suscitan mayores inconvenientes porque nos hemos puesto de acuerdo con que una taza es un recipiente cóncavo con asa o sin ella, pero en las relaciones humanas que son dinámicas, tenemos ideas fijas sobre la personas, tenemos una imagen o muchas que las representan....

...¿y según usted, cuál es el inconveniente?

Que tratamos con imágenes, nunca con la persona real que puede haber cambiado y nosotros seguimos sosteniendo una relación equivocada basada en la imagen formada que es pasado.

¿Por qué hacemos eso?

Oh, por muchas razones, por comodidad y el factor principal....para no ser perturbado...con la imagen conocida me siento seguro, sé cómo comportarme con ella, pero si acepto que puede haber cambiado no sirve el nombrar, juzgar comparar etc. A lo nuevo hay que prestarle una atención especial, una apertura de mente que la propia mente se niega a hacer, ella prefiere ir de lo conocido a lo conocido, quitando, agregando, pero siempre operando en ese limitado campo.

Sí, es un campo muy limitado y sobre todo falso, la verdadera relación no puede ser una construcción mental.

UNA VIDA

Hoy nos han preguntado por esos amigos, algunos de ellos ni siquiera conocidos personalmente,que han dejado una impronta, algo que no se desvanece con el paso del tiempo quizás por no pertenecer a él. Uno de ello es Jiddu Krishnamurti, no abundaremos en detalles biográficos. Los dejaremos en compañía de un video que resalta algunos pasajes de una vida intensamente vivida. Nos gustaría mucho se hicieran un espacio de tranquilidad para verlo. Es muy posible que luego se instale en ustedes una reflexión profunda sobre temas que nos atañen directamente en estos tiempos de confusión generalizada.

https://youtu.be/DRLDJT2RgK0

"El desafío del cambio" - Biografía de Krishnamurti, (Documental Complet...

EL OLFATO

Una vez más el bar Kafka nos proporcionaba tema para narrar. Cerca del piano hay una pequeña biblioteca con libros , diarios y revistas. En la mesa que ocupamos por la mañana había una revista vieja y al abrirla en forma casual en cualquier hoja vemos un artículo muy interesante...

¿De qué trataba ese artículo Narrador?

Ah, era una nota escrita por el doctor Facundo Manes, un prestigioso neurocientífico y Rector de la Universidad Favaloro, el tema en cuestión era el sentido del olfato, me veo tentado a transcribirlo todo pero me limitaré a citar el comienzo, dice así: "El olfato es considerado como un "sentido oculto" porque, a diferencia de la vista, el tacto y el gusto, no solemos utilizarlo de manera consciente. Y es tan poderoso que sentir un aroma particular puede transportar nuestra mente a momentos del pasado"
Abunda en consideraciones técnicas sobre el funcionamiento del cerebro. Lo que llamó a la atención fue una comprobación práctica de sus dichos....

...¿y cómo fue eso?...

Al retirarnos del bar para efectuar unas compras pasamos por la puerta de una carpintería y el penetrante olor a aserrín nos transportó de inmediato al primer día de clase en la escuela primaria, era el mismo olor que emanaba de los lápices de madera y mina de carbón cuando eran visitados por infatigables sacapuntas. Y pudimos ver por asociación a la señorita Esther, nuestra primera maestra.
Todo eso se esfumó al instante siguiente, comprobamos el poder evocador de los olores.


CONFUSIÓN

¿De qué vamos a conversar Narrador? preguntó el señor X.

Me gustaría investigar qué es la confusión, su naturaleza...el por qué vivimos en semejantes enredos.

Desde el arranque le digo que la pregunta, si bien surge de una necesidad de orden, está mal formulada.

¿Por qué?

Es muy sencillo, la pregunta "¿por qué?" invita a formular explicaciones todas ellas un poco neuróticas e interminables, le doy un ejemplo, la confusión es : eso, esto, aquello y lo de más allá. Si usted acepta como válidas mis explicaciones agrega un elemento más a la confusión, ahora ha incorporado una idea de cómo habérselas con ella o sea, una nueva división . ¿Se comprende lo que intento decir?

Sí, y a ello le agrego que si usted es una persona respetada como autoridad espiritual, lo que usted diga se convierte en un dogma indiscutible y en el "mientras tanto" la confusión sigue haciendo estragos.

Exploremos juntos, como dos amigos otra clase de abordaje, que no sean las explicaciones, ya vimos que ellas conducen a mayor confusión y lucha.

Tomemos como punto de partida dos palabras antagónicas, afecto y efecto...

Bien, afecto significa acercamiento y efecto implica una reacción, un alejarse del hecho considerado, ¿verdad?

Eso quiere decir que para comprender la confusión tiene que existir afecto para acercarme a ella, pero uno no se acerca demasiado porque la detesta, tiene prejuicios, por lo tanto surge el efecto, la reacción del "yo" perturbado

Así es Narrador, si deja de lado sus prejuicios raciales, culturales, etc verá que lo que usted considera repulsivo, detestable, hace un cambio radical  en "su" consciencia. El Narrador es narración.


LOS OPINÓLOGOS

En esta mañana de lunes el bar Kafka está colmado de opinólogos, los temas son variados, los resultados de los partidos de fútbol, el ciclón que azotó a las costas argentinas, la crisis económica y energética, etc, etc. Cómo a la narración, por esos misterios de la literatura, se la proveyó por un rato del don de la clarividencia, penetraba en esas mentes y podía leer su funcionamiento. Había unos patrones básicos que se repetían, especialmente en los varones...todos tienen opinión formada, en clara competencia con la de su oponente...y lo que no saben es inventado, que el Barza se repetía mucho y que tenía que cambiar su sistema de juego de esta o aquella manera, que los cambios climáticos se debían a una modificación en el ángulo del eje de la Tierra, que la crisis vino para quedarse y así indefinidamente...Nunca un "no sé".
Ya lo dijo el filósofo Not Tsé....Solo tsé que not tsé nada! ;-)


EL MOLESTO

Revolvía con una cucharita su café apenas cortado con leche, cuando apareció. Zumbón, agresivo, realmente molesto. Por supuesto que nadie lo había invitado, pero él no conocía de modales. El narrador quiso relajarse pero el comensal no invitado lo impidió. Notó que se le aceleraban los latidos del corazón y el nacimiento de un instinto de violencia que no llegó a materializarse porque lo vio cuando quiso cobrar vida....Lo dejó hacer al intruso.
El mosquito chupó sangre hasta llenarse la panza y ya no pudo volar.
Luego, ya en paz con su consciencia meditó sobre su inicio de respuesta violenta y que eso es lo primero que surge en cualquier situación que nos incomoda.

Krishnamurti - La Naturaleza De La Mente. 1-El sufrimiento psicológico .

EL SUFRIMIENTO PSICOLÓGICO

Hoy vamos a cambiar de escenario, en lugar del café Kafka, presenciaremos una charla en una sala de Londres, ¿le parece bien?

¡Sí que me ha sorprendido señor X! Acepto...pero hay un problema...no domino el idioma inglés...

...No se preocupe, subtitulamos en español.

Bueno en un click estoy allí:  https://youtu.be/aLMdKQ4mNd4

VIVIR

El café Kafka estaba literalmente colmado de turistas. Los dueños del bar son amigos y nos ubicaron en un discreto rinconcito. En la mesa próxima hablaban casi a los gritos y todos a la vez...el tema era...jajajajajaja...la polución ambiental, la falta de agua potable, la destrucción de bosques con incendios intencionales, el efecto invernadero y el último que habló parecía ser un ecologista con información bastante precisa...la culpa es básicamente la superpoblación y el exceso de crianza de animales para el consumo, dijo, y dio un detalle de cómo nos afecta todo eso, lo difícil de la situación y como las principales ONG. no hacen nada al respecto porque a quienes habría que denunciar son los principales aportantes para esas instituciones, es una brasa ardiendo que nadie quiere tener entre sus manos y menos los políticos enfrascados en su eterna lucha por el poder.
El señor X, que eventualmente acompañaba al narrador en una atenta escucha nos manifestó...Vea, el problema existe, es real, pero el abordaje del mismo está equivocado, ninguna respuesta externa ni sistema político dará con la tecla justa.
Pero entonces, ¿qué se puede hacer al respecto antes de que sea demasiado tarde?
El proceso de destrucción ya está en marcha y sigue su propia inercia, pero sí unos pocos, digamos 10 personas terminan con el ego en forma total y pública, se gestará una verdadera revolución social, basada en otros principios... 
...¿qué son?...amor, inteligencia,compasión....o para usar una antigua palabra que lo engloba a todo...discernimiento total...echar luz sin sombras sobre todo este asunto. Lo noto escéptico Narrador...

EL DESTINO

La mesa 7 del bar Kafka estaba muy animada, por unos momentos el interés de lo contertulios parecía coincidir en un tema; la existencia o no del destino o la predestinación. Uno de ellos contaba que pasaba por una racha adversa, por decirlo en forma elegante, en realidad dijo que estaba meado por los perros.
El intelectual del grupo señaló algo dicho por Carl Jung: "Lo que no se hace consciente se manifiesta en nuestra vida como "destino". O sea, que la sombra del inconsciente se proyecta buscando luz en el presente.
No seas complicado, dijo otro al que le gustaba la física cuántica, en cada instante existen todas las posibilidades...pero solo una se concreta, a lo que contestó el intelectual...¿por qué esa y no cualquier otra? ¿casualidad o causalidad?
Algunos comenzaron a aburrirse del tema y cambiaron por el cotilleo habitual y no alcanzaron a ver el reflejo de luz en una foto del señor N a cuyo pie decía: "La  liberación, iluminación o despertar no es otra cosa que comprender profundamente que uno no es el cuerpo, ni siquiera la consciencia, sino el innombrable estado de potencialidad previo a la llegada de la consciencia. Y así se cierra el círculo: el buscador es lo buscado.


EL LÍMITE

Tengo una pregunta que quizás podamos investigar, don X, ir a la mayor profundidad posible...
¿De qué se trata ahora?
Por diferentes caminos llego a una instancia donde mueren las palabras, encuentro contradicción y límites infranqueables para la expresión.
Deme un ejemplo concreto.
Usted habla de un movimiento de la totalidad y le llama no-movimiento, parece un contrasentido...
Bien, exploremos juntos, lo primero que tenemos que advertir es que la razón y la lógica tienen un límite...
...¿qué es?...
Para razonar lógicamente, para pensar, la mente crea un pensador. Esa división entre pensador y pensamiento es falsa, en ese momento usted crea la dualidad y el límite de la lógica es que su máxima abstracción es dividir la realidad en dos, necesita comparar, evaluar, juzgar....no puede captar el movimiento de la totalidad...si sigue hasta ese punto encontrará Vacío, Silencio. La Nada misma, llena de significado, pletórica de vida...inexpresable con palabras esa vastedad.
Pero si uno es inexorablemente parte de ese movimiento, de esa vastedad, tendrá que encontrar la forma de poder comunicar ese sentir....
En eso estamos, en eso estamos, para que haya creación uno tiene que aprender a morir para lo conocido. Pruebe de pensar en algo que no conozca....no lo conseguirá.
 La lógica del pensamiento lo llevará al borde del Vacío pero no podrá penetrar en él. Hay que penetrar a corazón abierto.

PALABRAS...

Palomas mensajeras, palabras cargadas de sentido, palabras al viento...
Mire Narrador, sea cuidadoso, no se enamore de sus propias palabras. La misma estructura gramatical  del lenguaje está construida bajo la presunción que hay un sujeto concreto, tácito o sobrentendido al que lo afectan acciones verbales con sus tiempos, pasado, presente y futuro y un predicado con adjetivos que califican o determinan la acción.
Sí, pero no entiendo cuál es su objeción.
Lo que se quiere comunicar es que la construcción gramatical es consecuencia de la vida transcurriendo en un tiempo lineal, consecutivo un sujeto preso en el tiempo y que se identifica con un cuerpo mortal. El pensamiento ve como desaparecen sus amigos, familiares, seres queridos, entonces puede anticipar su propio destino. Ese miedo subyacente a dejar de ser lo acompaña de por vida y lo perturba sobremanera.
Todo eso es cierto señor X, pero también hemos hablado de un movimiento atemporal que no nace ni muere, simplemente Es ¡y nada le es ajeno...lo incluye a todo!
¿Es un discernimiento o solo repite mis propias palabras? Si es un discernimiento la muerte ya no tiene poder sobre usted, ¿comprende la tremenda significación de eso?

REFLEXIONANDO

Nada importante para contar, y el narrador pensó, escribir por escribir es como comer sin verdadero apetito o trabajar por obligación. Eso de noventa por ciento de trabajo y diez por ciento de inspiración le sonó a falso. Y mientras sostenía ese diálogo interno llegó de visita el señor X.
¡Buen día, traigo un tema para debatir! ¿Le apetece?
Pues claro que sí, ¿cuál es ese tema?
La siguiente declaración: "la palabra no es la cosa, la descripción no es la cosa descrita", parece un obviedad pero hemos adquirido la costumbre de confundir lo descrito en palabras con el hecho en sí, las abstracciones con lo perceptible.
Deme un ejemplo.
La palabra árbol, no es un árbol real, es una idea que intenta representarlo, la descripción de la más rica y sabrosa comida no saciará su apetito, al contrario aumentará su deseo.
Sí, ¿cuál sería la principal dificultad que ocasiona esto, según usted?
Que se pierde la capacidad de asombro, al nombrar doy por descontado que ya conozco lo que nombro y lo convierto en una abstracción, pierdo contacto directo con lo nuevo, lo que está en perpetuo cambio, la memoria es útil en ciertas cuestiones prácticas pero empleada en otros campos nos desconecta de la vida, no vivimos, pensamos en ello...
El señor X nos ha dejado reflexionando....si no hay pasión para comunicar mejor callarse o contar nuestra discapacidad 😅

La palabra glicinas no son las glicinas, la fotografía tampoco...solo una evocación...


LA PREGUNTA

Don X...¿qué significa morir para lo que uno ha sido?
¿Lo ha hecho usted?
Bueno, parcialmente sí, pero quedan vestigios. Lo que usted propone no puede ser amnesia total.
Veamos, cuando hay negación de lo falso usted deja de ser un Narrador solo hay narración....se han desmantelado las conexiones que sostenían su centro, el creador de la oscuridad...el sentido del "yo" pasa a ocupar el lugar que le corresponde, operando en la vida práctica cumpliendo un papel puramente funcional. Dicho así parece muy simple, pero a fuerza de repetición y rutina la memoria psicológica ha establecido en la humanidad vínculos tan fuertes que no permiten abandonar la falsa identificación como un ser autónomo, un ego separado de la totalidad.
Pareciera que uno tiene que vivir simultáneamente en dos mundos, uno el del tiempo lineal, consecutivo, de causa y efecto en donde el yo y el conocimiento tienen su lugar, y otro mundo, el psicológico donde el yo es una herramienta inapropiada.
El amor no tiene causa.